10 recomendaciones para fortalecer la calidad de los servicios turísticos

Para ofrecer un excelente servicio de calidad es necesario estudiar cuáles son los motivos de satisfacción. Conocer al turista es la primera regla para personalizar la experiencia que se le ofrece y gestionar la calidad del servicio. A continuación, analizaremos qué percibe el turista como calidad y te daremos 10 recomendaciones para fortalecer tu servicio turístico.


Contenido

  1. ¿Qué es la calidad?

  2. Calidad percibida del turista.

  3. Buenas prácticas para fortalecer la calidad turística.


1. ¿Qué es la calidad?


Según Catellucci (2009) el término calidad tiene 3 enfoques: técnico (orientado al producto y al proceso); humano o cultural (orientado al cliente externo e interno); y estratégico o de gestión de la calidad (sistemas de gestión de la calidad). En este artículo abordaremos el segundo enfoque orientado al turista, para conocer qué determina su grado de satisfacción.


La calidad orientada al cliente responde a las exigencias inherentes de su personalidad y por ende habrá tantos niveles de calidad como clientes. Por lo tanto, se puede decir que la calidad es el conjunto de características de un producto o servicio que cumplen con las necesidades del cliente para satisfacer sus expectativas. Para que el turista perciba lo que tu empresa quiere emitir, es necesario que conozcas sus preferencias y el contacto con él te dirá cómo mejorar tu servicio.



2. Calidad percibida del turista.


La gestión de la calidad aumenta la competitividad de las empresas turísticas cuando éstas asumen una mejora continua en busca de la excelencia. El turista percibe cuando una empresa adopta este enfoque porque se refleja en sus valores, hábitos y costumbres.


Dentro de la calidad percibida existen dos aspectos importantes a considerar: expectativas y servicio recibido. Las expectativas son una variable independiente (no se pueden controlar) porque el cliente puede crearlas conforme a lo que ve y asume que va a recibir. Por otro lado, el servicio recibido es una variable dependiente porque los prestadores de servicios tienen la oportunidad de prever brindar un servicio de calidad o al menos como el cliente lo espera.



3. Buenas prácticas para fortalecer la calidad turística