¿Cuándo comenzar a desarrollar una marca?

Actualizado: oct 13

Hola, te damos la bienvenida. Queremos proponerte que cada vez que comiences a leer nuestro blog te tomes un momento para reflexionar y sacar conclusiones que te permitan conocer dónde estás parado y puedan orientarte en la planificación de la construcción y crecimiento de tu marca.

A partir de aquí, las notificaciones del celular silenciadas y una libreta a mano, vamos a concentrarnos en lo que realmente importa ahora.


La primer noticia que vamos a darte es que no hay un punto exacto en el que se deba comenzar a desarrollar una marca. Las marcas se construyen de forma constante y es mucho más que definir un nombre, diseñar un logo y abrir una tienda online y offline.

Partiendo de la base que tenés un producto y/o servicio de calidad, lo más importante de una marca es tener definido sus valores y filosofía, para que estos te ayuden a tomar decisiones coherentes generando confianza en tu público objetivo. Sin confianza no habrá ventas.


Para bajar a tierra con ejemplos: Tener claro los valores de tu marca puede ayudarte a planificar tu comunicación verbal, decidir que elementos visuales te representan y ser más auténtico, generando así empatía con las personas a las que te diriges. Tener clara la filosofía empresarial puede ayudarte, por ejemplo, en la elaboración de manuales de comportamiento dentro de tu empresa, desde atención al cliente hasta manejo con proveedores.


Todo punto de contacto que tiene una persona con tu empresa habla de tu marca, analiza como deseas que sea cada experiencia, ponete en los zapatos de tus consumidores.

Mientras más desarrolles y definas cada punto, más positiva y memorable será la experiencia que tengan con tu marca, logrando que la recomienden.


Cada caso es único, y dependiendo de los recursos en dinero, energía y tiempo que una empresa tenga, se decide el orden en el que se irá desarrollando cada punto.


A continuación te aconsejamos en que momento contratar ciertos servicios que colaboran en el desarrollo de tu marca:


Si tenés hecho un estudio de mercado o, en principio, bien investigado dónde competirá tu empresa, contra quién, porqué la gente la elegiría y cuántas posibilidades de éxito tiene, es el momento ideal para invertir en Branding (nombre, personalidad, valores, filosofía, manifiesto, tono de voz...) e identidad visual (logo, paleta de color, tipografías, recursos visuales, manual de uso). Si no tenés esto bien investigado te recomendamos optar primero por una asesoría general.


Invertir en una página web es recomendable cuando ya tenés una identidad visual definida, un objetivo comercial claro y una estrategia digital de visualización y posicionamiento. Una web que no se promociona, es dinero mal invertido. Sólo te servirá para respaldar una propuesta, pero no para captar nuevos clientes ni hacer crecer tu marca.

Te recomendamos invertir en Redes sociales para testear. Podes realizar pruebas A/B desde Facebook ADS, éstas van a darte mucha información de intereses y gustos de tus potenciales clientes. Conocerlos mejor va a ayudarte a entenderlos, satisfacer sus deseos y brindarles soluciones.


Gracias por tu lectura, esperamos que te haya sido de utilidad. Escribí tu comentario debajo para saber si te gustó, agradecemos que nos sugieras temas que te interesen del mundo de las marcas. Nos encontramos en la próxima.

124 vistas
MIEMBROS